Políticas

La política de la Diócesis de Charleston respecto a las denuncias de conducta sexual inadecuada o abuso de un menor por el personal de la Iglesia

En un esfuerzo de "Propiciar la sanación y la reconciliación con las víctimas/sobrevivientes de abuso sexual de menores," los Estatutos de Protección a la niñez y la juventud, decretaron que las "diócesis deben contar con políticas y procedimientos establecidos para atender de inmediato cualquier denuncia en donde existan motivos para creer que ha ocurrido abuso sexual de un menor."

Política respecto a denuncias de conducta sexual inadecuada

Las políticas actuales que detallan los esfuerzos diocesanos para crear ambientes seguros para los niños bajo nuestro cuidado se adoptaron el 11 de agosto de 2003. Las políticas se elaboraron para trabajar en conjunto con los Estatutos de Protección a la niñez y la juventud. Si bien se desarrollaron en 2003, con los Estatutos como guía, la Diócesis de Charleston ha contado con políticas en operación establecidas en relación tanto con nuestra atención a las denuncias de abuso, como con los intentos de crear los ambientes más seguros posibles a partir de mayo de 1994.

En mayo de 1994, las políticas se abocaron a las siguientes metas:
  • La protección de la comunidad
  • El cumplimiento del derecho civil
  • La responsabilidad compartida
  • La divulgación completa de las denuncias
  • El respeto por las personas implicadas
Nuestras políticas actuales han evolucionado de aquellos puntos de partida para convertirse en un documento que refleja por completo el espíritu y los mandatos de los Estatutos de Protección a la niñez y la juventud. Se centra en:
  • Investigación de antecedentes
  • Educación
  • Nuestra respuesta pastoral
  • Nuestra obligación de denunciar
  • Funciones del Coordinador de Asistencia a las Víctimas
  • Nuestra respuesta a una denuncia de abuso
  • Códigos de conducta
  • Confidencialidad
Es política de la Diócesis de Charleston que cada empleado y voluntario que se considere que tiene acceso a los niños lea y firme el Formulario de Acuse de Recibo. El leer y entender las políticas reforzará su compromiso diocesano de terminar con el abuso sexual de niños en nuestra comunidad. También lo comprometerá personalmente a definir la función y las expectativas que la diócesis tiene respecto a usted en su función de crear el ambiente más seguro posible para los niños bajo nuestro cuidado. Para que termine el abuso, todos los adultos deben participar.